Las 3 competencias que te ayudarán a superar la oposición.

Iniciado por Oposiciones Secundaria, 21-Feb-2020, 12:23

Tema anterior - Siguiente tema

Oposiciones Secundaria

Hola !

A veces con tanto estudiar para la oposición, perdemos de vista algún elemento tan importante o más que el contenido propiamente dicho. Para superar la oposición necesitamos dominar estas tres competencias:

COMPETENCIA CIENTÍFICA

Incluye tanto los contenidos que necesitarás desarrollar en el tema escrito y en la prueba práctica como la forma de ponerlo en práctica. Para evaluar esta competencia se tienen en cuenta, además de los criterios de exactitud científica, otros que van desde una presentación organizada y estructurada correctamente, a la originalidad y la innovación en el planteamiento.


COMPETENCIA PEDAGÓGICA

Una competencia especialmente amplia, integrada por tres dimensiones: la gestión del propio aprendizaje; el dominio de contenidos formales como el sistema educativo, la legislación y el currículo; y el desarrollo de la aptitud pedagógica. Todos ellos, elementos fundamentales para superar la fase de oposición.


COMPETENCIA COMUNICATIVA

Abarca todos los aspectos de la comunicación oral y escrita que se requieren para las pruebas. No solo supone saber comunicar los conocimientos con claridad y corrección, sino que también tiene en cuenta otros aspectos como el saber despertar y mantener la atención del Tribunal, ajustar el discurso al tiempo del que se dispone o utilizar vocabulario técnico de forma adecuada.

Así que ya sabes, procura mejorar en las 3 competencias. Ser muy bueno en una de ellas no es suficiente para obtener la plaza.

Mucha suerte !!


Oposiciones Secundaria


Oposiciones Secundaria

Y aquí tienes las 7 "soft-skills" o habilidades que te ayudarán a superar todo el proceso de la oposición:

Flexibilidad

Durante el largo recorrido de preparación de una oposición encontrarás obstáculos e imprevistos y deberás estar preparado para ello. Ser flexible te ayudará a que un simple cambio en tu rutina de estudio no te altere en exceso y te desvié del objetivo principal. Piensa que podrás sufrir un resfriado que te deje fuera de juego durante una semana, o simplemente que necesites tomar un par de días libres para descansar. La flexibilidad te ayudará a adaptarte con facilidad a cualquier cambio. Si eres un opositor que compagina su estudio con el trabajo, o con el cuidado de hijos, contar con esta habilidad blanda se antoja especialmente importante.

Autocontrol

A mayor proximidad de la fecha de examen, mayor presión para el opositor. La preparación de una oposición es una etapa de alta exigencia, gran esfuerzo y estrés acumulado. La capacidad para poder controlar situaciones de máxima presión, de saber gestionar las emociones que acompañan a este proceso y no sucumbir ante ellas es un aspecto fundamental para encontrar el éxito en una oposición. El autocontrol es una manera de resistir ante esas etapas de mayor que estrés que, inevitablemente, encontrarás en tu camino por aprobar una oposición.

Orientación a resultados

Todos tus esfuerzos deben ir encaminados hacía un objetivo único; aprobar la oposición. Y en base a este objetivo debe estar diseñada tu estrategia de estudio. Nunca debes perder el foco y siempre trabajar hacía su consecución. Para ello es importante estar completamente seguro de querer llegar a esa meta, ser constante en tu dedicación, buscar los recursos necesarios que permitan llegar al objetivo y medir pequeños logros que sirvan de evaluación de los progresos alcanzados. Opositar es una carrera de fondo con una línea de meta y conviene saber a qué distancia está la meta y cómo se puede llega a ella para ser capaz de alcanzarla.

Proactividad

Ser una persona proactiva te permite enfrentarte con actitud, iniciativa y predisposición a toda situación. Significa ser alguien constructivo, positivo, dinámico, con capacidad de previsión para anticiparse a los problemas y transformarlos en oportunidades. La proactividad es, por tanto, un excelente aliado de un opositor, puesto que es una habilidad blanda que suele asociarse a gente optimista, flexible y perseverante, cualidades que te permiten avanzar en línea recta hacia la consecución de tu objetivo.

Gestión del tiempo

El tiempo es un aliado del opositor que conforme avanza acaba por convertirse en su peor enemigo. Un buen gestor del tiempo minimizará al tiempo como posible rival en base a una buena planificación del temario, una eficaz división del calendario y una inteligente organización de los descansos. Gestionando bien el tiempo lograremos una mejor productividad, gozando de un estudio de calidad y evitando agobios indeseados de última hora. Una habilidad blanda que resulta imprescindible para el éxito de una oposición.

Pensamiento crítico

Pensar de manera crítica a la hora de estudiar temas, libros y apuntes mejora la experiencia del aprendizaje, alejándola de un simple proceso mecánico de memorización y logrando una mejor capacidad de interiorización y retención de la información. La habilidad blanda de la creatividad refuerza nuestros conocimientos, los hace más valiosos y poderosos para aprobar la oposición.

Motivación intrínseca

Sin motivación, el esfuerzo y la dedicación nunca podrán ser los mismos. En momentos de agotamiento, frustración, inseguridad o miedo, la habilidad blanda de automotivación nos permitirá no decaer y volver a orientarnos hacía nuestro objetivo. Se trata, sin duda, de una de las habilidades blandas que son de mayor ayuda al opositor.

Recuerda que todas estas habilidades o "soft skills" pueden trabajarse de cara a mejorarlas, siendo importante detectarlas y ser conscientes de que serán unas grandes y silenciosas aliadas en nuestro objetivo por conseguir la ansiada nota que nos otorgue la plaza en nuestra oposición. Haz un ejercicio de autoexamen. Descubre tus habilidades personales y haz de ellas tu mejor aliado en la preparación de una oposición.